La turra correntina que me estoy comiendo es un flor de caramelito que no puedo parar de voltearme.

La turra correntina que me estoy comiendo es un flor de caramelito que no puedo parar de voltearme.

A esta correntina puta me la vengo cogiendo desde hace un tiempo y la verdad es que todavía no me cansé de volteármela por todos los agujeros. La muy turra tiene un tremendo lomo que difícilmente llegue a aburrirme alguna vez así que mientras me dure la calentura con esta zorra alzada, le voy a seguir metiendo y enterrando la pija por todos lados. Tan atorranta es la correntina que no tiene ningún drama en que le saque fotos en todas la situaciones, cosa de que cuando tenga ganas de hacerme una buena paja pensando en ella, sólo tenga que recurrir a mi galería de fotos del celular. Lo que no sabe esta trola es que además la voy a hacer famosa en las redes para que todos envidien el caramelito que me estoy comiendo.

 

 

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR