Compañera de laburo resultó ser magnífica petera

Y lo digo con cierto tono de sorpresa porque siempre se mostró como una mina educada y exigía respeto, amabilidad, o sea es de las minas que si le miras el culo te cae una piña, al menos eso pensé todo este tiempo que pasamos en las oficinas de la empresa, pero como dicen "caras vemos, corazones no sabemos" y una noche en la que la cuarentena no estaba tan estricta fuimos a su casa, habíamos tomado vino con otros amigos del laburo. La noche se puso caliente y realmente nunca me explicó nada, simplemente dejamos ser nuestros cuerpos y el deseo... me quedé babeando cuando se mojó todita y la ropa marcaba su cuerpo, hasta el culo se me paró!, pero esos petes señores... se convirtió en mi heroína personal desde aquél entonces.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR