Con esos ojitos le puedo comer hasta el alma a esta princesa

Con esos ojitos le puedo comer hasta el alma a esta princesa

Trato de no emocionarme tanto con ella porque detesto endiosar a las minas, luego están que te clavan el puñal por la espalda y prefiero no confiar en nadie, pero para ser sinceros esta chabona me ha logrado encandilar, con esos ojos grandes y claritos, además de su verbo culto y voz de locutora radial ya me ganó, le puedo comer el orto o refrescarme con su pis si le da la gana!

No pensé que la mina me mostraría la concha tan rápido pero cuando estuvimos solos en su casa, abrió las gambas y se quedó en bolas y me miró, para solo decirme que le tome unas fotos y si lo hacía bien le podía meter la pija, no saben lo rico que es meter los dedos en esa concha caliente y luego darle hasta morir!

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR