Convencí a la mina que limpia en casa de echarnos un polvo en un telo de Rosario

Hace un tiempo que vengo mirando con cariño y con unas ganas bárbaras de cogerme, a la mina que limpia en mi casa. La gordita correntina es una flor de puta que se la pasa provocándome y eso lo capté desde el primer día en que llegó a mi casa. Claramente ahí no podría hacer nada porque mi jermu es más astuta que una zorra y se daría cuenta enseguida pero nadie dijo nada de ir hasta un telo así que un buen día me animé a plantearle eso a la puta de la empleada doméstica y ella, atorranta como es, agarró viaje en menos de dos minutos. Cuando llegamos quise que la velada fuera inolvidable porque no pienso gastar más plata en esta trola como para traerla de nuevo, así que le fui sacando un par de fotos para que me quedaran como recuerdo de un buen polvo loco.    

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR