Después de las tetas de esta madura no hay nada

Después de las tetas de esta madura no hay nada

No quería cogerme a esta veterana porque sabía que pasaría esto, ahora ella ya se encuentra junto al marido, me dijo claramente que lo nuestro solo era por pura diversión, pero cuando me chupé esas tetas pensé por un momento que podía haber algo más, ella nunca había estado con un pibe menor que ella, me lo contó antes de chuparme la pija, le dije que no tenía que ser la última vez.

Esa noche la mina que por cierto es la dueña de una tienda que está a unas cuadras de mi casa, ella me dijo que aprovechara todo lo que pueda porque pocas veces se entrega así corneando al marido, hay que tener huevos para darle con verdadera furia a esa concha peluda, no es fácil de satisfacer pero con un poco de ganas se puede. Me ha dejado reflexivo estos días.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR