Diseñadora de interiores tragándose dos pijas

Diseñadora de interiores tragándose dos pijas

La contacté porque mi esposa regresa pronto de su viaje a Japón y hay cosas en la casa que necesitan sus refacciones, una mejora nunca viene mal, hay que hacer mantenimiento en casa para evitar que nos llenemos de ratas y otros bichos, la mina que contraté tiene un portafolios excelente, cobra caro pero su laburo lo vale, es muy creativa.

Hizo el trabajo y todo bien, pero antes de irse nos quedamos chamuyando sobre varias cosas, llegó un amigo con una botella de vino, no fue nada planeado, bebimos y ya saben cómo terminan estas cosas, la mina estaba hermosa y más cuando empecé a tocarle la cola, «me querés garchar, hazlo amor» fueron sus palabras, mi amigo también se enfiestó a esta decoradora.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR