El señor del mal partiendo a monjitas calientes

Esta es una historia bárbara de dos monjitas calientes que estando en un lugar tan sagrado cayeron en las garras del mal, el señor de las tinieblas se presentó ante ellas con la apariencia de un hombre nórdico y alto, atractivo y con una capacidad de chamuyo que hizo que todo lo que tenían ellas de puras se desvaneciera al toque y se convirtieron casi de forma instantánea en dos putitas muy calientes y sucias.

Ellas trataron por un momento de mantener el control y pedir por sus almas, pero este emisario del diablo sacó lo más perverso y despertó el deseo carnal a niveles inimaginables en ellas, al punto de dejarlas casi en estado de alucinación perpetua por semejante garchada sobrenatural.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR