Entre padre e hijo me enlecharon rico!

Le conté esta anécdota sexual a mis amigas y se indignaron, me dijeron que no debía hacer esas cosas y que debía darme mi lugar, bueno tienen razón pero el placer de estar con dos pijudos fue más fuerte, la tentación era grande, la esposa del jefe estaba en el laburo, yo me quedé en casa haciendo arreglos en el jardín hasta que noté cómo me miraban ambos, no dejaban de verme las gomas, me excité pero traté de fingir, hasta que una vez dentro de la casa el viejo me tomó por la cintura y me agarró el culo, fue tan rica esa sensación que dejé que continuara. Vino el hijo y empezó a frotar su pija en mi pierna, me quitaron la ropa, solo me quedé con la remera, el viejo me daba pija y me decía que si necesitaba más guita me la daría, al mismo tiempo sentí la pija de su vástago y heredero bombeando por detrás, fue una linda experiencia.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR