Mi esposa no quería sacarse fotos hot, así que agarré la cámara y le saqué algunas mientras estaba durmiendo, qué culito precioso

Mi esposa no quería sacarse fotos hot, así que agarré la cámara y le saqué algunas mientras estaba durmiendo, qué culito precioso

Mi esposa se negaba a tomarse fotos hot para mostrarle al mundo su culito divino y sus tetotas, así que una noche agarré la cámara y empecé a sacarle estas fotos que pueden ver acá. Cómo me calienta la morocha! En un momento se despertó y se dio cuenta, se quejó un poco pero se resignó y empezó a mostrar un poco más, dada vuelta. Parece tímida pero es solo porque no le gusta las cámaras, en realidad en la cama es una perrita hermosa y le encanta coger. Su posición preferida es el perrito, así que después de las fotos la puse en cuatro y la garché toda.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR