Esta dulce pendejita virgen no sabe la flor de sacudida que pienso darle.

Esta pendejita buscona es la hija de uno de mis amigos del club y la próxima mina que me lleve a la cama. La flor de zorrita no para de mandarme este tipo de fotos que hacen que la pija se me ponga toda dura y hecha una roca, lista para cogerme a un bomboncito como éste. La minita no tiene ni idea de que estoy planificando el cuándo y cómo me la voy a garchar, y voy a inaugurar la conchita apretada que tiene. Con tal de probar esa argollita rosada y peladita, soy capaz de hacer cualquier cosa y entre eso claramente está la posibilidad de perder una amistad. Todo sea por esta hermosa hembrita bien caliente que me está esperando.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR