Esta gordita es una diosa, sus gambas abiertas lo corroboran

Lo tengo que admitir, antes no me gustaban las minas con kilos de sobrepeso, los cánones de belleza actuales no deberían privarnos de disfrutar de un buen par de gomas de una mina con carne extra, son lo mejor, ya tuve dos novias que con orgullo llevan sus carnes y por cierto... eso hace más violentos sus rebotes en la pija, ella es Marianela, una belleza única, la conocí gracias a un taller de música donde aprendíamos a tocar el violín. Nunca me imaginé que la mina haría estas cosas, esas tetas siempre me gustaron solo que la ropa tapaba, ahora las puedo ver y chupar, a ella le gusta el sexo fuerte y la humillación, son palabras de cuidado eso lo sé, pero es así... y su forma de estirar las gambas... pocas pueden y con los petes no se queda atrás! es lechera como no se imaginan.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR