Estas respetables señoras me recuerdan a mi suculenta profesora

Para el ojo común estas señoras hermosas tienen muchas diferencias físicas, hermosas todas pero no se parecen, para el ojo observador estos camiones tienen algo en común, varias cosas a decir verdad pero vamos a centrarnos en sus conchas y sus gambas recontra abiertas, como acto reflejo ya lo que uno quiere hacer es meter la cabeza entera a saborear las mieles del placer y digo que me recuerdan a mi profesora porque justo el día antes de la graduación me enfiesté a la más hermosa e hizo lo que estas minas. En lencería me dijo: "hazte hombre conmigo" y le hice de todo, su marido quedó como un tarado a mi lado, desde entonces miro a la mujer veterana como un tesoro, una joya y estas señoras son muestra de esa belleza peluda que todo jeropa de nivel quisiera comerse a besos, pijazos y lechazos, se las dejo aquí.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR