Estoy enamorado de esta rubia y de sus tetas

No soy de decir estas cosas pero ante esta yegua poco hay que hacer, me rindo ante ella, aunque siempre he tratado de mantenerme firme como cualquier macho pero la pendeja sabe cómo ponerme sensible, a la guacha la conocí en la universidad y tras unos años todavía seguimos en contacto, no pude hacerla mi novia antes porque la mina estaba con novio, casi se casa con ese pelotudo pero finalmente abrió los ojos pero ya esas cosas del pasado poco importan, la mina tiene unas tetas divinas y amo esos ricos melones.

Ya pude estar con ella una noche en que nos fuimos al boliche y la pasamos bárbaro tomando unos vinos y fernet, esa noche la rubia me hizo un pete loco, algo errático pero lo hizo perfecto, pude sentir su lengua y lo viscoso de su boquita mojando mi poronga... una delicia de mujer, solo que algo tímida pero finalmente sí muestra su anatomía.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR