La cuarentena despertó la puta que mi esposa llevaba dentro

Bueno bueno, a veces uno tiene estas sorpresas en la vida, mi esposa siempre fue una mujer de pasión, la mina me hacía petes en casa de sus viejos y no limpiaba la leche que caía al piso lo cual ya era un indicador de que dentro de sí habitaba una puta insaciable, lo que pasa es que no siempre se quiso mostrar así, ella era más delas minas que pedían sexo pero con un aire romántico, me pedía que pusiera la canción de Titanic en nuestras noches de pasión. Lo malo es que antes de la pandemia las cosas estaban algo frías, hasta que empezó la cuarentena, desde esas semanas su forma de pedir pija era cada vez más sucia, no se aprecia en las fotos pero mientras se mueve con su lencería apretada me habla vulgaridades, pide ahora por el culo, dice que la concha es para débiles pelotudos, lo mejor es que todo esto me está gustando!, nunca la había visto tan caliente.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR