La vecina más religiosa resultó ser la más lechera

La verdad es que si cree o no, es problema suyo... a mí me gusta porque es muy educada, amable y respetuosa, son valores que se ven poco hoy en día, es por eso que todos le tenemos tanto cariño a Telma, la vecina que hace poco se separó, se refugió más en sus creencias y todo bien, me encanta cuando eleva sus plegarias en voz alta y desde mi azotea la escucho. Pasa que hace poco nos estuvimos tomando un vino con otros vecinos, nadie había planeado enfiestar a la mina, las caricias empezaron cuando nos embriagamos, aunque ella fue quien se puso más cariñosa y lloró, eso aprovechamos para tocarla, es que tiene una cola que es la gloria!... nos la enfiestamos entre tres vecinos, me llevé la mejor parte: su culo.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR