Las gomas de la verdulera, deliciosas y nutritivas

La mina es la heredera del negocio familiar, por cuestiones que todos sabemos ha tenido que parar la actividad y está atendiendo por delivery, bueno la cuestión es que la morocha me pasó su pack, me debía guita y a parte de eso la mina siempre ha sido muy cariñosa conmigo desde siempre, lástima que solo dos veces me haya chupado esas pechugas y es que me quedé con las ganas de más, me mandó sus fotos diciéndome que ya pronto todo pasará y si no pues me dará una visita. Lo curioso es que hasta ahora solo he chupado sus tetas, fue en el mercado, no había mucha comodidad para empomarla como dios manda, pero viendo ese papo en estas fotos... definitivamente la próxima vez no tendré compasión de esa almejita negra, se nota que le hace falta amor.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR