Le metí la pija por sorpresa

Le metí la pija por sorpresa

Según ella eso no fue un garche por sorpresa sino «a traición», pero mientras la empomaba no parecía muy decepcionada, por el contrario estaba con los ojos en blanco y su concha escurría líquidos femeninos que hablaban claramente y de forma irrefutable sobre su estado de placer, lo que pasa es que mi dulce novia se estaba tardando mucho en el baño y resulta que se estaba colando los dedos.

¿Qué haces pelotuda? fue lo que le dije, pensé que no estaba satisfecha con mi forma de cogerla, ella me dio un beso en los labios y otro en la pija, pero eso fue ya luego de haberle taladrado la argollita, luego se continuó frotando pero para calmar esa irritación por la dureza del polvo que le metí.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR