Llevé a mi cheta a hotel de lujo y mostró su argolla

Llevé a mi cheta a hotel de lujo y mostró su argolla

No le gusta que le diga cheta, no digo que lo sea pero lo cierto es que cualquiera podría confundirla con una, es una piba humilde y linda, eso me gusta de ella, pero es tan linda que me adelante a San Valentín e hice un esfuerzo para pagar una noche en un hotel de lujo, me encanta estar a solas con ella pero con algunos gustos creo que no está nada mal.

Después de todo ella lo merece, recoge animalitos abandonados de la calle y les busca refugio o adoptantes, amo a esta piba, ella se sintió tan amada que cuando estuvimos en la pileta del hotel me mostró la argolla y me dijo «quiero que me la llenés de leche», pueden imaginar lo duro que la empomé horas después.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR