Marina, una amiguita de la universidad, se viste con el traje de Papá Noel para darme de regalo su cuerpo en pleno agosto

Marina tiene 23 años y estudia la carrera de Administración conmigo en la Universidad de Palermo. El otro día la invité a mi casa para estudiar algunos resúmenes que habíamos hecho, porque teníamos que rendir un parcial, y terminamos garchando sobre los apuntes. La muy turra se trajo en la cartera un disfraz de Papá Noel y se lo puso para darme unos regalitos en pleno agosto: me la chupó y se tragó toda la leche y después me cabalgó como si yo fuera un pura sangre. Ahora no sé cómo nos irá en el examen, pero no me importa un carajo: quiero volver a "estudiar" con esta pendeja puta.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR