Marina Visconti, prohibido olvidar a este manjar ruso

Una pena que está yegua se haya tenido que retirar, de hecho las cosas para ella no terminaron muy bien hasta donde sabemos, era toda una loquilla y tuvo ciertos problemas, pero en su natal Rusia parece que no está tan mal que digamos, este bombón era de las que amó siempre el sexo anal y bruto, sus escenas de sexo interracial son inolvidables, le gustaba y le sigue gustando la leche, tenía esa facilidad para engullirse varias pijas negras a la vez, a pesar de poner rostro serio siempre. La extrañábamos sin duda alguna, así que hoy traemos algunas fotos muy recientes de ella, como vemos su actitud de golosa tetona no ha cambiado, se sigue viendo muy hermosa, con su colita blanca siempre inquieta a la espera de un buen macho que la haga alucinar de placer, tiene 25 años, puede volver cuando quiera.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR