Me enfiesté a la madrina de bodas más linda

Se casó mi hermana y una de sus madrinas era Josefina, una mujer muy bella, de casi 30 años y que desde que llegamos todos a la iglesia me daba miradas de deseo, por supuesto debo decir que esto pasó el año pasado, pero son de esos recuerdos que los llevan en la memoria por siempre y además nos hemos visto algunas ocasiones después de ese encuentro sexual en el que le llené toda la concha de leche, con el riesgo de dejarla embarazada, pero por suerte no pasó nada. Ella se puso el babydoll negro, fue increíble, se tocaba la concha y se daba golpes en las nalgas, yo la miraba, me sacudía la poronga, eso la ponía más, chuparle las tetas fue bárbaro, le gusta ponerse de espaldas como esperando la penetración a traición, la empalé fuerte y duro, qué noche.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR