Me masturbé en el parque al caer la noche

Me masturbé en el parque al caer la noche

Me acompañó una amiga, ella me pedía que no lo hiciera, no había apostado nada, no fui coaccionada de ninguna manera, fue algo totalmente voluntario y es que esto de hacer cosas indebidas es algo que siempre me ha excitado, qué rico fue, hacía frío sí es cierto… pero lo tenía que hacer, además sentir ese dildo entrando por mi concha en un lugar público fue emocionante, ella me tomaba fotos pero temerosa de que pasen los polis.

Le dije que se calme, pendeja, ella también debió hacerlo porque el placer es increíble, me tomaron algunos minutos, la noche fue cómplice de esto que me gusta hacer, un poquito más de tiempo y lanzo chorros de pis de puro placer.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR