Con mi mejor amigo festejamos su cumpleaños cogiéndonos a una pendeja entre los dos

Con mi mejor amigo festejamos su cumpleaños cogiéndonos a una pendeja entre los dos

Mi amigo cumplió los 50 años y lo primero que me dijo fue que se sentía que ya no era entrable para las pendejas. Le dije que estaba muy equivocado y que se lo probaría llevándolo a un bar de moda de Palermo para probar que mi teoría de que la billetera es más importante que la edad, era posta. Es así que conocimos a esta putita atorranta, Sofía que, a cambio de unos tragos terminó yendo con nosotros hasta la casa de mi amigo y hasta se encamó con los dos a la vez. Tan regalada estaba la hembrita en celo que cuando empecé a sacarle fotos mientras nos la empomábamos entre los dos, la turrita miró a la cámara y sonrió, cosa de dejar bien en claro que ella es toda una putita asumida.

 

 

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR