Mi contadora tiene un cuerpo de escándalo!

La contadora se cansó de que la vean como la más santurrona de la empresa y ahora que su marido se fue de viaje me invitó a su casa, he de decir que para antes de esto nosotros ya habíamos tenido algunos acercamientos antes, es linda, cariñosa, pero pasa que en la oficina no hace otra cosa más que hacer sus cálculos para bien de la empresa, pero en casa la cosa es distinta, aunque no la había visto así antes, apenas llegamos empezó la partusa. No había nadie más que nosotros dos pero fue brutal, se quitó la ropa y me hablaba cosas sucias, "soy tu puta ahora, trátame como tal" me gritaba, luego sonreía, jaja fue bárbaro, fue rico ver cuando se quitaba la bombacha, eso daba cuenta de sus ganas de leche en la concha, un manjar es esta mujer.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR