Mi novia mostrando la argolla con lencería rosa puesta

Mi novia mostrando la argolla con lencería rosa puesta

Horas antes ya habíamos estado garchando como bestias, la puta se relamía las manos porque me había venido en su cara pero no apunté bien y en lugar de lanzarle buenas dosis de dulce de leche en la boca, le cayó cerca al ojo izquierdo y en la frente, ella se río y me dijo “pelotudo, la próxima apuntá bien que la quiero probar todita”, si se lo preguntan me la garché con esa lencería rosa puesta, pero con la parte de la faldita subida para una mejor penetración.

Pero yo debía ya salir de casa para irme al laburo porque mi turno es de noche, ella me decía que me quede, que me reporte enfermo, pero no podía hacer eso, le di un beso en la concha con lengua incluida y le prometí un buen anal para el día siguiente.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR