Nikki Little casi no puede respirar por tanta leche

Nikki Little sí que tuvo un día de arduo laburo aquella ocasión en que un grupo de 21 pijones la rodearon para descargar toda su leche en su cara, la cual se desparramó hasta las tetas y también en sus vías respiratorias, la yegua estaba feliz antes de empezar con ese bukkake, pero las cosas se salieron de control, pasa que la mina está bonita y su carita de inocente invita a la locura, así que estos amantes pasaron a ser sus verdugos, pero todo bien porque a ella le gusta la pija y si vienen varias pues mejor. Podemos imaginar todos los gemidos que lanzó la pendeja, aunque luego de la corrida de todos y cada uno de los presentes a ella le faltaba ya el aire, se hicieron a un lado para dejarla respirar, salvo ese detalle la potra estaba más que feliz, solo véanla!  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR