No me gustan las peludas pero con esta morocha hice una excepción

No me gustan las peludas pero con esta morocha hice una excepción

Hay dos problemas con esta chabona, primero que tiene novio y segundo que no se afeita la concha, lo primero lo podemos resolver, lo segundo ya depende de ella, no lo supe hasta que nos encamamos, estábamos simplemente chamuyando en un local de Starbucks sobre laburo y temas económicos y me dijo que hace tiempo tenía ganas de cobrar su venganza a su novio por una infidelidad que él cometió.

Al toque me di cuenta de que estaba pidiendo su pija, la llevé a un hotel y ella solita se quitó la ropa y por dentro llevaba puesta mallas de mina puta, me dijo «che boludo espero que no te moleste que la tenga peluda», en ese momento me garché con ganas a la mina hasta la mañana siguiente, pero luego le dije que espero que la próxima vez la tenga lisa como la seda.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR