No soy tan inocente como parezco, me gustan los consoladores

No soy tan inocente como parezco, me gustan los consoladores

No sé si está en la constitución argentina pero siento que es mi derecho y deber como ciudadana el provocarme placer sin necesidad de estar con un macho pijudo que me llene la boca con dulce de leche, por esas cosas ya he pasado, no diré que no me gusta comerme una pija proveniente de un hombre bien dotado y musculoso, qué rico es!, pero por ahora quiero estar sola… no permitir que un chabon juegue con mi corazón.

Por eso tengo este lindo consolador, que rico es meterlo en mi culo y en mi concha, mis amigas me dicen que tengo carita de mina casta y pura pero están bien pelotudas, yo también disfruto estimulando mis partes íntimas… que delicia che!

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR