Por fin sentí la virilidad y leche de mi cuñado

Desde que mi hermana se casó tuve esa sensación de que su esposo debía estar conmigo, algo tiene el pelotudo que me pone la concha caliente, al principio no quise ser tan directa para no despertar sospechas en nadie, pero ya pasaron dos años de que se casaron y mi novio me dejó hace unos meses, así que mi colita que es grande necesita ya de un macho, uno bien abastecido de leche y al juzgar por los gritos de placer de mi hermana por las noches con mi cuñado, sabía que esa pija tenía que empomar mi concha. Fue una noche en que ella se durmió más temprano que de costumbre, él entró a mi habitación y yo ya estaba colándome los dedos, cuando sacó su pija me sentí excitada y enamorada, le hice un pete obviamente, pero no fue todo, quise más!, qué bien garcha el pibe, qué suerte tiene mi hermana, espero que no sea la última vez.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR