Que rico es cogerse a la mujer del prójimo!

Que rico es cogerse a la mujer del prójimo!

Aunque no debo hacerlo, sé que no debo, me lo repito una y otra vez sabiendo de que en cualquier momento el marido se entera y me caga a piñas, lo entendería, pero miren a esa morocha, es una diosa de mujer, dudo que sea un ser terrenal… una mina así tiene que ser de algún lugar divino y bueno no, pero con ese cuerpo de modelo y encima con buenas pechugas, imposible no caer en tentación.

La mina puso de manifiesto su deseo de estar conmigo en la intimidad durante una conversación que tuvimos en una junta vecinal para combatir la delincuencia común, le dije que siempre buscaría protegerla, un chamuyo para que vaya aflojando y miren ahora, esa mina abrió las gambas para mí, lo siento por el marido pero la yegua está exquisita.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR