Se pasó del tango al metal y no puede dejar de tocarse

Se pasó del tango al metal y no puede dejar de tocarse

Antes le gustaba mucho el tango, me contaba las clases que tomaba para ser una bailarina muy reconocida en todo el mundo, pero en algún punto de su vida prefirió irse por las cosas más oscuras, más pesadas, le empezó a gustar Metallica, Rammstein, Pantera, se iba a boliches y a fiestas en casas de sus amigas y aquí la tienen, tocándose la almeja y metiéndose objetos varios en la concha, dios qué le han hecho a mi primita!

Le pregunté por qué de ese cambio tan radical, me dio un besito y una frase que no olvidaré, «no te preocupes princesa, sé lo que hago y no me hinchés más las pelotas», luego publicó este pack, lo hizo por el novio me contó después.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR