Ser tetona le da más sensibilidad a mi argolla

Antes no lo había notado, pero ahora como que siento que cuando me toco es más rico, me da más placer, esto de ser tetona tiene sus ventajas, me encanta porque los pibes no paran de decirte cosas hermosas aunque siempre hay un pelotudo que se pasa de la raya, pero una sabe hacerse respetar, por ahora no tengo novio y eso hace que me den ganas de tocarme en casa.

Estas fotos me las tomé justo cuando mi amiga se casaba, yo debía vestirme y estar ya lista en el casamiento, pero sentí que la concha me picaba, esas cosquillas a causa de los nervios de la ceremonia hicieron que me toque la concha como no lo había hecho en todo el año, este par de mangos jugosos son lo mejor de mí, las amo.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR