Siempre hemos sido buenas amigas, unamos nuestras conchas

Siempre hemos sido buenas amigas, unamos nuestras conchas

Siempre hemos sido muy buenas amigas, no tengo reparo en decir que hemos sido las mejores amigas en el cole y luego en la universidad, cada una ha tenido sus desventuras amorosas, cosas copadas y otras bastante jodidas, ya saben cómo son estas cosas, al principio nunca tuve esa atracción hacia ella de una forma tan fuerte, tan sexual, hasta que empezó a quedarse en casa y la vi varias veces en bolas.

Una noche tomamos unas copas de vino y hablamos sobre hombres, pero nos fuimos acercando cada vez más, hasta que ella me tocó la concha, «qué hacés» le pregunté, pero no la detuve, «amémonos, juntemos las conchas» me acarició la mejilla y nos enfiestamos, fue una de esas experiencias que te llevan a amar con intensidad a una persona no importa si tiene pija o concha.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR