Tiny Tyler: el pudor no era lo suyo

Es cierto, esta pendeja no tenía pudor ni mucho menos control de sus actos, la pendeja es un caramelo pero sus deseos onanistas siempre la impulsaban a enseñar la concha y a tocarse, es una rusita muy querida en toda Europa y aunque ya no hace porno todavía levanta polvo todo el material que ha dejado, la flaca tiene 29 años y empezó en el 2009 hasta el 2014, un año funesto en el que ella decidió tomar otros rumbos en su vida, no sin antes abrir las gambas para inmortalizar la belleza de su concha en estas fotos. Hay muchas escenas fuertes que ella hizo dejando impactados a todos, esa cabellera larga y su carita de ternura simplemente derriten a cualquiera, era muy fetichista, aquí la veremos con diferentes prendas para volar la imaginación, les dejamos las fotos de este bombón ruso, todavía muy hermosa pero alejada de las cámaras, digna de recordar.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR