Todavía me cuesta asimilar las megatetas de esta amiguita, demasiada felicidad

Y todo empezó con una amistad entre laburante y cliente, o sea ella atendía en una tienda de ropa deportiva y yo solía ir porque me gusta el gimnasio, me sorprendí la primera vez que la vi, estaba con una remera bien holgada aunque era imposible ocultar el tamaño de esas pechugas, suerte para mí que tengo un chamuyo muy convincente, no se imaginan cómo me brillaron los ojos cuando vi esas pechugas por primera vez y ella es coqueta y traviesa porque me agarró la pija y directamente se lanzó a mi cara con las tetas, como una agresión pero en realidad era un juego. No cabía en mi felicidad, la pija la tenía incontrolable y todavía me pasa, somos "amigos con derechos", pero han pasado tantas semanas de estar juntos y tener tantas noches de pasión que creo que estamos tomando las cosas en serio, dios mío esas tetas son para tomarlas en serio! les dejo unas fotos, buenas pajas.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR