Un poco de leche para la sobrina

Un poco de leche para la sobrina

Esa mañana estaba yo viendo las noticias mientras desayunaba, de pronto apareció mi sobrina, muy linda ella, ya está en la universidad y ya pronto empieza a laburar, es hermosa y nunca me cansaré de decirlo, la chabona está preciosa, es hija de una prima muy cercana a mí, noté que ella empezó a mirarme de otra forma, ya no como una figura de autoridad sino como a un amigo, como a un hombre mejor dicho.

No pude dejar de pensar en cómo sería cogerme a esa mina, no estaba nadie más que ella y yo, le empecé a chamuyar y ella me miraba a los ojos mordiéndose el labió inferior en señal de que estaba excitada, la abracé y le metí los dedos en la concha, «no tío, no debemos…» me decía pero al mismo tiempo me frotaba la poronga, alta petera resultó ser, toda mi leche para ella, después del sexo se ve preciosa también.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR