Una boquita muy chupapija tenía la vecina!

Una boquita muy chupapija tenía la vecina!

No se ha separado, no se ha divorciado y mucho menos ha enviudado, simplemente quiso probar las mieles del adulterio, lo hizo conmigo, yo estaba llegando del laburo y ella sintió la proximidad, salió y me empezó a chamuyar, al principio pensé que la mina quería que le preste guita, pero resulta que la mina estaba con ganas de comerme el choto, cosa que logró sin mucha dificultad.

De hecho la mina pudo haber ahorrado más tiempo de haber sido más directa, pero como ven la pasamos bárbaro esa noche, nunca pensé que la vecina a quien veo desde hace tres años ahí haciendo cosas cotidianas, pudiera hacer petes de esa intensidad!, era obvio que darle pija con ganas era lo que se merecía.

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR