Volví a ver a mi ex suegra para comerle las gomas

Es una pena que las cosas con mi ex esposa no hayan terminado bien, nos amamos por un tiempo, pero así es la vida, lo que nunca olvidaré es lo maternal y amorosa que era mi suegra, siempre pensé que eran una pesadilla, pues será que tuve suerte boludos, porque nos llevábamos bárbaro!, ahora vivo solo, salvo que el otro día recibí una llamada de ella, me pedía que fuera a visitarla, parecía algo asustada. Cuando llegué la mina estaba sola y semidesnuda, entendí que no estaba asustada, estaba con ganas de pija, me dijo que siempre me vio como un hijo y que era hora de darme de lactar y toqué sus tetas, qué ricuras de gomas, me las chupé, las mordí, hice de todo, lo que no pude hacer cuando fui su yerno lo hice aquella tarde, ni qué decir de su concha, fue una delicia.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR