Yegua del gimnasio mostrando la colita en colaless

Uno se puede encontrar cosas realmente hermosas en el gimnasio, lo que empezó como una actividad para estar saludable y bien fornido, pasó a convertirse en una delicia para la vista, porque además de poder ver a esta potranca también hay otras que están muy bien, es imposible no fijar la mirada en esas nalgas en plena acción en las máquinas, pero bueno uno se debe aguantar y seguir entrenando, pero en casa las cosas son más divertidas, sobre todo con este manjar. Tiene 33 años, pero está mejor que una potra de 20, hay que saber chamuyar a las flacas, con ella lo hice bien y miren cómo se derritió! ese cuerop lo tiene bien trabajado y en colaless ya es para morir! además qué gambas tiene la concha de su hermana! me podría matar con facilidad, pero en lugar de eso solo me pide que le coma bien esa argolla.  

Más mujeres hermosas desnudas

SUBIR